Contacto : 985-172504 | 608-857-187

Actividades para personas mayores con Alzheimer

La estimulación sensorial como terapia para el tratamiento de Alzheimer en personas mayores

Mediante la utilización de objetos cotidianos los terapeutas pueden desencadenar emociones y recuerdos en personas mayores que han perdido su capacidad de conectarse con el mundo que los rodea.

La estimulación sensorial

La estimulación sensorial es una terapia muy útil, especialmente para aquellas personas que se encuentran en etapas avanzadas de demencia. La razón es que generalmente experimentan disminución en el razonamiento y el lenguaje, pero aún se mantienen los sentidos por lo que es muy útil utilizar estos sentidos como formas de conectarse.

A medida que la enfermedad de Alzheimer avanza, disminuye la capacidad de un adulto mayor para comunicarse y realizar actividades cotidianas. Esta forma de terapia es una alternativa para darles a estas personas mayores medios para expresarse cuando ya no pueden hacerlo con palabras. Puede ayudarles a sentirse seguros y a relajarse. Esto puede mejorar su estado anímico. Autoestima y bienestar.

Para esta terapia se utilizan objetos cotidianos para despertar uno o más de los cinco sentidos (audición, visión, olfato, gusto y tacto), con el objetivo de evocar sentimientos positivos. Investigaciones sugieren que la estimulación sensorial puede tener efectos positivos a corto plazo sobre el comportamiento y el bienestar psicológico en personas que sufren demencia o Alzheimer.

Esta terapia lleva utlizándose en Europa desde la década de 1960, y fue diseñada originalmente para ayudar a las personas con discapacidades de aprendizaje. Desde entonces la terapia se ha utilizado ampliamente para tratar otras afecciones, que incluyen:

Alzheimer

Autismo

Lesiones Cerebrales

Dolor crónico

Otras formas de demencia

Es importante poner en práctica la terapia de estimulación sensorial tanto en un Centro de Día, como en el hogar junto al familiar a cargo o cuidador. Las actividades involucradas a menudo se relacionan con los intereses que la persona tenía antes de la demencia, y pueden ayudar a construir una conexión con la vida cotidiana.

Algunas de las actividades para personas mayores de estimulación sensorial pueden incluir:

Dar paseos cortos.

Leer en voz alta un cuento o libro al adulto mayor.

Proporcionar un cambio de escenario llevando a los mayores al aire libre u otras actividades que sean gratificantes.

actividades para personas mayores

actividades para personas mayores

Dependiendo de cómo reaccione cada persona, el terapeuta podría alterar la actividad o cambiar a un sentido diferente para encontrar los estímulos que inspiren una respuesta.

La estimulación sensorial está destinada a brindar placer a las personas mayores con la enfermedad, reducir su ansiedad y depresión y aumentar su interacción social.

Aunque las actividades están dirigidas a personas mayores, se comparten con  cuidadores, un ser querido o otros terapeutas de la persona afectada. Esas experiencias y recuerdos compartidos pueden ayudar a que las personas mayores vuelvan a un tiempo que recuerden con cariño, lo que puede ayudarles a sentirse significativos de nuevo.

¿Has probado la estimulación sensorial con un padre o ser querido? Esperamos tus comentarios y experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies