Contact0 : 985-172504 | 699-434-794

Terapia ocupacional

Beneficios de la Terapia Ocupacional para adultos mayores

Beneficios de la terapia ocupacional para adultos mayores

Para comenzar recordemos que la terapia ocupacional es una combinación de ejercicios mentales, físicos y psicológicos para permitir a las personas mayores realizar actividades cotidianas. Estas tareas incluyen actividades básicas como conducir, vestirse, comer e incluso caminar en algunos casos.

Aquí te contamos algunos de los beneficios de la terapia ocupacional para las personas mayores y los trastornos que puede abarcar. No hay dos pacientes iguales. Como resultado, el comportamiento y los ejercicios del terapeuta cambian según las necesidades del paciente. Por ejemplo, para pacientes con discapacidades mentales, los ejercicios se centran en la cognición, mientras que la rehabilitación física incluye ejercicios para las áreas afectadas del cuerpo.

Los terapeutas ocupacionales con una especialidad en geriatría ayudan a los ancianos analizando al paciente y descubriendo qué podría ser mejor para sus necesidades emocionales, físicas y psicológicas. Los ejercicios especializados están pensados para apoyar las funciones de cualquier paciente que necesite ayuda específica.

La terapia ocupacional contribuye a retrasar la aparición de la artritis

La artritis se puede definir como una inflamación articular, en la consulta el terapeuta ocupacional analizará adecuadamente a su paciente para determinar el tipo de artritis y luego indicará el tratamiento adecuado.

Las personas con artritis pueden sentir dolor e incomodidad al mover las articulaciones afectadas. Los terapeutas ayudarán a los pacientes ayudándoles a usar sus manos de manera diferente o cambiar sus posiciones de descanso a posiciones más cómodas.

Esto les permitirá realizar trabajos más pesados con más facilidad.

El uso de las articulaciones afectadas de una manera diferente también les ayudará a realizar tareas con mayor comodidad y soltura.

La terapia ocupacional contribuye a aumentar el movimiento

Una de las técnicas más comunes y útiles utilizadas por los terapeutas ocupacionales son los ejercicios de rango de movimiento, aumentando el rango de movimiento del paciente al tiempo que disminuye el dolor y la rigidez. Esto es particularmente útil en el caso de pacientes de edad avanzada que han desgastado sus ligamentos, tienen articulaciones rígidas o padecen artritis. Este tipo de ejercicios varían dependiendo de la parte del cuerpo afectada y de cualquier condición subyacente.

La terapia ocupacional mejora la visión

No toda pérdida de visión es irreparable, y con la ayuda de terapeutas ocupacionales los ancianos pueden recuperar algo su visión perdida. Al igual que la fisioterapia, la terapia visual incluye ejercicios para los ojos y el cerebro para mejorar la visión sin tratamiento quirúrgico. El terapeuta identificará si el daño es reparable o no, luego le da al paciente tratamientos adaptados a sus necesidades.

La terapia ocupacional aumenta la memoria y las habilidades cognitivas

Con la edad, es común que las células cerebrales se deterioren. La terapia ocupacional puede ayudar a los pacientes a retener y agudizar su memoria y habilidades cognitivas en cualquier etapa de la pérdida de memoria. Sin embargo, cuanto antes se comience el tratamiento mejor. Resolver crucigramas y leer libros son excelentes ejemplos de ejercicios cognitivos. En etapas posteriores de pérdida de memoria los terapeutas ocupacionales se centran en mejorar la calidad de vida con estimulación sensorial y actividades simplificadas para ayudar a aumentar la función cerebral.

La terapia ocupacional ayuda a soportar el dolor crónico

El dolor crónico puede deberse a varios factores. El más común de ellos es el envejecimiento normal de los huesos y las articulaciones afectados. Otras causas incluyen daño a los nervios, lesiones traumáticas, lesiones que no sanan adecuadamente, etc. El dolor crónico puede provocar la pérdida de poder y control sobre las actividades diarias. Los terapeutas ocupacionales utilizan enfoques administrados para proporcionar a los pacientes formas adaptativas de realizar sus tareas diarias.

Los métodos incluyen:

  • Control proactivo del dolor.
  • Mecánica y ergonomía segura del cuerpo.
  • Reeducación neuromuscular.
  • Reducción de la tensión muscular.
  • Entrenamiento en habilidades de comunicación (porque el dolor crónico es una discapacidad invisible).
  • Actividades de estimulación cognitiva

Ante cualquier siempre recomendamos consultar con su médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies