Contact0 : 985-172504 | 699-434-794

Demencia senil

Demencia senil, fases y síntomas

Demencia senil, fases y síntomas

La demencia senil es una enfermedad que afecta a muchas personas mayores. Se manifiesta con problemas con la memoria y la concentración. En este artículo te contamos cómo reconocerla, las distintas fases y los tratamientos.

¿Qué es la demencia senil?

Es una enfermedad que reduce la eficiencia de las funciones cognitivas, lo que se traduce en una menor calidad de vida.

¿Cuáles son las causas de la demencia senil?

La demencia es el resultado de cambios neurodegenerativos en los tejidos cerebrales. Causado por la edad, el riesgo de desarrollo de la unidad de la enfermedad se incrementa por la toma de ciertas drogas, alcoholismo, tumores cerebrales, deficiencias nutricionales, epilepsia, enfermedades del hígado y tiroides.

Síntomas de la demencia senil

Los principales síntomas característicos de la demencia senil son:

Problemas de memoria, desorientación, irritabilidad, comportamiento agresivo, ansiedad, cambios de humor repentinos, trastornos de la orientación espacial y temporal, problemas para elegir y usar palabras apropiadamente, contacto social limitado, dificultad para reconocer cosas y personas.

Fases de la demencia senil

La demencia senil es una enfermedad que consta de tres etapas de progresión. Cada uno difiere en sus síntomas y grado de severidad.

En la primera fase de la demencia senil, la persona presenta problemas menores de memoria, como olvidarse de pagar las facturas o no recordar dónde dejó sus llaves, atribuyendo estos pequeños olvidos al cansancio.

En la segunda fase de la demencia senil, los problemas de memoria se intensifican y van acompañados de irritabilidad, apatía, problemas para hablar. Con el tiempo, la persona aislarse de su vida social habitual.

La tercera fase de la enfermedad se manifiesta por el hecho de que la persona pierde el contacto con su entorno y es incapaz de una existencia independiente. Sufre delirios, puede fugarse de casa, es cada vez más agresivo y requiere atención las 24 horas.

Tratamiento para la demencia senil

Lamentablemente en la actualidad no existen tratamientos efectivos para la demencia senil. Los cambios estructurales que ocurren en el cerebro son irreversibles. La única herramienta que tenemos al alcance es paliar los síntomas de la enfermedad.

Para mejorar la vida diaria de la persona, se utilizan medicamentos especiales para aumentar el nivel de acetilcolina, una sustancia que es responsable de los procesos de aprendizaje y la memoria. Otra parte de la terapia son los ejercicios cerebrales, como leer libros, resolver crucigramas o juegos de mesa como las damas o el ajedrez.

¿Cuánto dura la demencia senil?

Muchas personas que reciben el diagnóstico de demencia senil se preguntan cuánto tarda en avanzar la enfermedad, esto es relativamente incierto, la condición se desarrolla individualmente en cada paciente. A veces son unos meses, mientras que en otras personas la demencia dura años.

En este sentido, es importante reconocer rápidamente la enfermedad, para implementar el tratamiento sintomático, la rehabilitación y así implementar adecuadamente a la persona, haciendo su vida más confortable.

En resumen, la demencia senil es una enfermedad incurable que afecta la función cerebral en muchos niveles. Afecta con mayor frecuencia a las personas mayores, aunque a veces también se diagnostica en pacientes más jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest