Contact0 : 985-172504 | 699-434-794

rehabilitacion ictus

La rehabilitación tras sufrir un ictus

La rehabilitación tras sufrir un ictus

El ictus es un tipo de accidente cerebrovascular que provoca discapacidad a largo plazo en adultos. Este tipo de sucesos es devastador para el paciente y su familia, pero las tasas de rehabilitación son alentadoras. En algunos casos las células cerebrales pueden reanudar su funcionamiento con el tiempo. En otros casos, el cerebro puede reorganizar su propio funcionamiento y una región del cerebro “toma el relevo” de una región dañada por el accidente cerebrovascular.

¿Qué esperar después de un Ictus?

Algunos problemas frecuentes son:

Parálisis (incapacidad para mover algunas partes del cuerpo), debilidad o ambas en un lado del cuerpo.

Problemas con el pensamiento, la conciencia, la atención, el aprendizaje, el juicio y la memoria.

Dificultad para comprender o formar el habla.

Problemas para controlar o expresar emociones.

Entumecimiento o sensaciones extrañas.

Dolor en manos y pies que suele empeorar con el movimiento y los cambios de temperatura.

Dificultad para masticar y tragar.

Inconvenientes con el control de la vejiga y el intestino.

Depresión.

¿Cómo es el proceso de rehabilitación después de un accidente cerebrovascular?

El objetivo a largo plazo de la rehabilitación es ayudar a continuar la vida lo más independiente posible. Idealmente, esto se hace de una forma que motive a la persona a volver a aprender habilidades básicas como bañarse, comer, vestirse, etc.

Después de sufrir un Ictus, la rehabilitación suele comenzar en el hospital. Si la evolución es estable, es posible comenzar la rehabilitación en los días posteriores al accidente cerebrovascular y continuar después del alta médica, tanto en el hogar como en un centro especializado. Un equipo de profesionales deberá ser el encargado de programar las actividades de rehabilitación para lograr los objetivos de recuperación del ictus.

Ejemplos de tratamientos:

Fisioterapia

Para la mayoría de las personas que sufren un accidente cerebrovascular, la rehabilitación consiste principalmente en fisioterapia. El objetivo de la fisioterapia es que el paciente con accidente cerebrovascular vuelva a aprender actividades motoras simples como caminar, sentarse, pararse, acostarse y el proceso de cambiar de un tipo de movimiento a otro.

Terapia ocupacional

Otro tipo de terapia que ayuda a las personas afectadas a volver a aprender las actividades diarias es la terapia ocupacional. Este tipo de terapia también implica ejercicio y entrenamiento. Su objetivo es ayudar al paciente con accidente cerebrovascular a volver a aprender las actividades cotidianas, como comer, beber y tragar, vestirse, bañarse, cocinar, leer y escribir y usar el baño. Los terapeutas ocupacionales buscan ayudar al paciente a volverse independiente o semi-independiente.

Terapia del habla

La terapia del habla ayuda a las personas que han sufrido un ictus, a volver a aprender el lenguaje y las habilidades del habla, oa aprender otras formas de comunicación.

La terapia del habla es apropiada para pacientes que no tienen problemas con la cognición o el pensamiento, pero tienen problemas para comprender el habla o las palabras escritas, o problemas para formar el habla. Con tiempo y paciencia, un sobreviviente de un accidente cerebrovascular debería poder recuperar algunas, ya veces todas, las habilidades del lenguaje y del habla.

Terapia y medicación

La terapia y los medicamentos pueden ayudar con la depresión u otras afecciones de salud mental después de un accidente cerebrovascular. Unirse a algún grupo de apoyo para pacientes, puede ser una gran ayuda.

Relaciones sociales

El apoyo de familiares y amigos también puede ayudar a aliviar el miedo y la ansiedad después de un accidente cerebrovascular. No olvides hacerle saber a tus seres queridos cómo te sientes.

Algunas estadísticas

El 15% de los sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares se recuperan casi por completo. Otro 15% requiere atención en un centro de rehabilitación, una residencia de mayores o un centro de día.

Un 30% se recupera con secuelas menores.

El 40% experimenta secuelas de moderadas a severas.

Por último vale la pena recordar que ante cualquier duda, siempre se debe consultar con el médico de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest