Contact0 : 985-172504 | 699-434-794

Recomendaciones para un envejecimiento saludable

El envejecimiento es una parte natural e inevitable de la vida. En la sociedad occidental tenemos una tendencia a menospreciar a nuestros mayores al participar estos menos en nuestras ajetreadas vidas. Esta actitud poco saludable puede ser un factor que contribuye a la prevalencia de las condiciones de salud en las personas mayores en el mundo occidental. Son los mismos mayores los que poco a poco van apartándose de sus actividades diarias, por lo que una integración será siempre positiva. Una buena actitud para un envejecimiento saludable es un buen comienzo, pero ¿qué más pueden hacer los adultos mayores para mantenerse saludables a medida que envejecen?

Aquí compartimos estos consejos ya que hay muchas cosas que las personas mayores pueden hacer en su vida diaria que pueden hacer que esos años de la tercera edad sean agradables y activos.

Algunas recomendaciones para mantenerse saludables son:

  • Actividades sociales

La interacción social regular también es importante para la salud en general. La actividad social regular es una de las mejores maneras de mantener la mente activa y aguda. El compromiso social no solo es útil para prevenir el deterioro cognitivo, también es útil para prevenir el aislamiento social, que puede conducir a la depresión. Mantener relaciones con amigos y familiares es fundamental para el envejecimiento saludable y el bienestar general.

Involucrarse en un estilo de vida activo es una de las mejores cosas que se pueden hacer para un envejecimiento saludable.

Un estilo de vida sedentario puede conducir a todo tipo de condiciones de salud para los adultos mayores, incluidos problemas de movilidad, mala circulación y otros problemas de salud. La falta de movimiento puede impedir la capacidad de vivir de forma independiente, con lo que ello implica. Sabemos que para las personas mayores, mantener cierto nivel de independencia es muy importante. Solo 30 minutos al día de actividad ligera puede ayudar con su salud física. Entre las actividades sugeridas se incluye caminar, andar en bicicleta, yoga, tai chi, natación o jardinería, entre otros. En casos de adultos mayores con problemas de movilidad, los ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad pueden ayudar a desarrollar los músculos alrededor de las articulaciones para mejorar la maniobrabilidad.

  • Llevar una dieta nutritiva y equilibrada

Otra práctica esencial de la vida para un envejecimiento saludable es mantener una dieta nutritiva y equilibrada. Es necesario evitar alimentos procesados con alto contenido de azúcar, grasa y sodio. Estos tipos de alimentos son calorías vacías que contribuyen a la obesidad, un sistema inmunitario debilitado y diabetes tipo 2. Por otro lado, comer frutas, verduras, legumbres y granos integrales proporcionará las vitaminas y nutrientes necesarios para generar la energía necesaria para llevar un estilo de vida activo.Una dieta rica en nutrientes ayuda a estimular el sistema inmunológico y contribuye a evitar enfermedades y dolencias.

  • Sueño regular

En combinación con una dieta saludable, ejercicio regular y compromiso social, el sueño regular también es crucial para un envejecimiento saludable.Sin dormir, ninguna de estas otras actividades sería posible. Se requiere dormir para ayudar al cuerpo y la mente a recuperarse después de cualquier tipo de esfuerzo.La dieta y el ejercicio también pueden tener un impacto directo en el sueño. Los estudios muestran que las personas que mantienen una dieta saludable y hacen ejercicio regularmente, duermen mejor que aquellos que no lo hacen. El sueño regular y de calidad puede ayudar a mejorar la concentración y la función cognitiva, así como la capacidad de realizar ejercicio físico.

  • Aprender

Uno de los mejores consejos para un envejecimiento saludable es nunca dejar de aprender. Aprender cosas nuevas no solo mantiene el cerebro agudo, sino que también puede proporcionar un sentido de propósito. Por ejemplo, aprender un nuevo idioma es una de las formas más efectivas para prevenir, o al menos posponer, la aparición de la demencia. Aprender una nueva actividad puede ser tanto mental como físicamente gratificante. Si se trata de una actividad grupal, es aún mejor, ya que cubre también el aspecto social. También vale la pena aprender más sobre su propia salud y prácticas beneficiosas para la salud en general.

  • Es importante tomar un rol activo en el cuidado de la salud

Tomar un papel activo en nuestra propia salud es útil a muchos niveles. Saber lo que es saludable y no saludable puede ayudarnos a tomar medidas para prevenir enfermedades y lesiones.

Os animamos a hacer una lista de formas en que se puede mejorar activamente la salud cuando llegamos a la tercera edad para luego implementarlas en nuestra rutina diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies