Contacto : 985-172504 | 608-857-187

Cómo cuidar a un anciano con Alzheimer

¿Cómo cuidar a un anciano con Alzheimer?

Las personas mayores que sufren la enfermedad de Alzheimer necesitan ser cuidadas, esto implica esfuerzo y dedicación, y en muchos casos la vida del cuidador se transforma. Esto significa dedicar menos tiempo al resto de la familia, a los amigos o a uno mismo.

En muchos casos, es la familia quien cuida con afecto y dedicación a sus familiares, si bien la ayuda que proporcionan las instituciones es importante, los familiares son el principal apoyo para las personas mayores que padecen Alzheimer. Sin embargo, quienes cuidan no siempre están preparados para responder ante las tareas y esfuerzos que supone el cuidado de una persona mayor con Alzheimer.

La tarea del cuidador

Ante la realidad los cuidadores se aventuran en una tarea que requiere de voluntad y de empeño. A lo largo de este camino se encuentran expuestos a sentimientos y emociones, algunos de ellos positivos, como los sentimientos de satisfacción por contribuir al bienestar de un ser querido, pero también se presentan sensaciones negativas como la impotencia, soledad, preocupación y sentimientos de culpa.

Es muy importante que el cuidador obtenga conocimientos suficientes que le ayuden a llevar adelante esta labor, con la ayuda de profesionales especializados, y así poder expresar sus preocupaciones y sentimientos acerca del enfermo y de sí mismo como cuidador.

El cuidador de un anciano con Alzheimer necesita el apoyo médico de distintos profesionales como enfermeros, psicólogos, médicos, fisioterapeutas. Cuidar a una persona con demencia supone algo más que cuidarla físicamente, además hay que comprenderla, escucharla, decidir por ella, interpretar sus cambios de ánimo y evitarle riesgos. Esto hace que el cuidado no sea una tarea fácil.

La salud del cuidador

No todos los cuidadores afrontan este reto de la misma manera, ni supone a todos el mismo esfuerzo, pero es cierto que con el tiempo se produce en mayor o menor medida un desgaste físico y emocional que repercute en el estado de salud del cuidador.

En general los cuidadores tienden a no vigilar su salud, pues la tarea requiere una gran parte del tiempo diario y esfuerzo, dejando pasar pequeñas señales como insomnio, tristeza, dolor o cansancio. Estas dolencias que pueden ser el comienzo de un mal estado de su salud si no se consulta a tiempo.

Es importante que el cuidador se cuide, tanto en aspectos físicos, sociales y emocionales. El resultado será que cuidará mejor al adulto mayor, con energía y salud.

Se destaca la importancia del Centro de Día ya que los principales objetivos son los de ofrecer soporte a la familia y alivio del estrés que provoca el cuidado diario de un adulto mayor con Alzheimer, proporcionando información sobre el cuidado de pacientes en el hogar y permitiéndoles que puedan desarrollar sus actividades sociales con la tranquilidad de saber que su familiar está siendo cuidado por un equipo médico de profesionales.

Además, los centros de día son una ayuda para que cada paciente pueda mantener el máximo nivel de autonomía posible, según la fase de la enfermedad, y seguir viviendo en el domicilio.

Actividades Centro de Dia en Gijón

Actividades Centro de Dia en Gijón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies